0%

VOCALOID: cuando la realidad supera a la ficción

Publicado por: Marina Galan En:


Hatsune Miku es toda una diva del pop. Las entradas de sus conciertos pueden llegar a costar más de 150 euros. Despierta pasiones entre sus fans, que coleccionan su cara memorabilia. Tiene outfit icónicos y canciones que superan los 46 millones de visitas. Es incluso patrocinadora de carreras y modelos de coche.

Hatsune Miku también es una proyección. Un dibujo. Un software. Es muchas cosas, pero no es una persona real. Esto, como ya hemos dejado ver antes, no es un impedimento para su exitosa carrera musical.


Creada en 2007 por Crypton Future Media, Miku (cuyo nombre significa “primer sonido del futuro” en japonés) es el icono de una serie de softwares musicales de código abierto llamados Vocaloid. Puedes comprarla y hacerle cantar literalmente cualquier cosa que se te ocurra: su voz digital, interpretada por la actriz Saki Fujita, interpreta ya más de 100.000 millones de canciones. Su repertorio es infinito, e incluye desde canciones originales, como su icónico ‘World Is Mine’ hasta covers de canciones conocidas por todo. El resultado es variado: su afinación es perfecta, pero su pronunciación en otros idiomas tiene dificultades. Para ello existen sus compañeros de profesión: cantantes virtuales masculinos y femeninos especializados en distintos registros que también están en la mano de los fans. Todos tienen sus propias canciones, su propio lore y su propia personalidad y, al igual que Miku, levantan pasiones.

Tanta es la popularidad de Miku que tiene numerosos maridos de carne y hueso. La empresa genera certificados de matrimonio para poder casarse con la diva por un exorbitante precio, y no son pocos los que hace cola para conseguirlo. Era noticia hace poco el hombre de 35 años que había organizado una boda, completa con anillos y todo, con la artista ficticia. Los papeles no tienen validez legal, pero eso no ha parecido detenerle.

Las grandes empresas también se han fijado en la novedosa cantante.  Miku protagonizó hace poco la campaña publicitaria del Toyota Corolla, y no es extraño verla como patrocinadora de Apps, cosméticos y hasta carreras de coches.

Las idols virtuales tienen ya más de diez años de historia, y no parecen querer irse a ningún sitio. No fallan jamás en su coreografía, no desafinan y tampoco se ponen enfermas ni participan en controversias. Es tan tentador el control que se puede tener sobre ellas que el gobierno chino tiene su propia variación de Miku, llamada Luo Tianyi, que carece de software abierto. Así no solo controlan el programa, sino también el uso que hace la gente de él.

También en España tenemos nuestros propios vocaloid, adaptados a la pronunciación local y capaces de interpretar todo tipo de canciones. La más popular es Maika, diseñada por Noriko Hayashi que, pese al nombre artístico, es una joven dibujante andaluza. Está preparando además un libro de arte lleno de ilustraciones del personaje.

Este es solo un pequeño pico del iceberg que es el mundo de los vocaloid. El futuro está aquí, y las divas virtuales son las pruebas vivientes de ello.


Deja un comentario

Más información
Play Cubrir Título de la canción
Autor de la pista
A %d blogueros les gusta esto: